La Introducción y Jota Aragonesa, de Federico Rotllán escrita en 1862, era la pieza que encabezaba el álbum titulado El Flautista Moderno, en el cual figuraban 44 oiezas para flauta, casi todas arreglos de óperas y de baile, publicadas en Madrid por Antonio Romero. La introducción es un Andante muy expresivo que conduce, por edio de una cadencia, a la Jota. Esta presenta un tema del cual se van sucediendo distintas variaciones, algunas de ellas bastante virtuosísticas que reflejan claramente el aire tradicional de jota aragonesa, acabando con una coda.

La segunda de las obras que presentamos en esta pequeña recopilación de jotas, lleva por título Jota Aragonesa, composición de Daniel Sebastián Gabaldá Bel, escrita en 1869, arreglada para flauta por J.P. Fernández. A diferencia de la jota de Rotllán, no presenta introducción y comienza directamente con la Jota, a la que siguen doce pequeñas variaciones y dos cantos coplas. Asimismo, puede interpretarse conjuntamente por un segundo flautista para el cual llevan las coplas una segunda voz por terceras, al igual que el estribillo ubicado en la segunda copla y la octava variación. Esta partitura fue editada por Casimiro Martín y se podía encontrar en su almacén de música de la Calle del Correo, nº.4, en Madrid, al precio de 6 reales.

La tercera: Jota de la Zarzuela en 3 actos, Las neve de la noche, música de los maestros Fernández Caballero para una o más flautas por J.M. García, fue editada por Antonio Romero y se vendía al precio de 12 reales. El autor hacía constar a pie de página la siguiente nota: "esta jota puede ejecutarse en unión de violines y guitarras cuyos arreglos se venden en casa del editor". Es una típica jota que intercala la famosa copla "En España un Aragón / Hay en el mundo un España / Y en España un Aragón". Se puede ejecutar a una flauta (1ª voz), a dos, a tres (para lo cual solo se le escribió un trino del compás 54 al 62, teniendo que doblar después la segunda voz) o más flautas doblando ambas voces.